Big Facts: América del Norte

También disponible en English
¿Cómo el cambio climático amenaza la seguridad alimentaria en América del Norte? Foto: Lance Cheung (USDA)
(view original)
Feb 12, 2014

por

Simon Bager (CCAFS Coordinating Unit)

Etiquetas

Este texto destaca algunos de los grandes hechos (Big Facts) sobre el cambio climático y la seguridad alimentaria en América del Norte, y es parte de una serie que complementa la nueva página web 'Big Facts'

De las regiones examinadas en la web Big Facts, destaca que América del Norte se enfrenta a retos que son de alguna manera un poco diferentes de los retos que deben superar las regiones de bajos y medianos ingresos. Sólo Europa se acerca a los mismos niveles de consumo excesivo de alimentos, por ejemplo. El cambio climático tendrá impactos profundos, y los siniestros relacionados con el clima (como los huracanes), que siempre han tenido un gran impacto en América del Norte, pueden empeorar.

Seguridad alimentaria: el sobreconsumo es el verdadero problema

In North America, overweight and obesity are a much bigger problem than undernourishmentEn América del Norte, el consumo en exceso es el principal problema relacionado con la seguridad alimentaria: más de dos tercios [67,1-71,8%] de los adultos estadounidenses tienen sobrepeso. Los EE.UU. no es el único con este problema, ya que la prevalencia de personas con sobrepeso en EE.UU., Canadá y México se encuentra por encima del 60%. La obesidad, definida como un índice de masa corporal (proporción entre peso y estatura) por encima de 30, es también frecuente. En los EE.UU., casi un tercio [29,5-34,3%], de todos los adultos son obesos (OMS, n.d.W)

La tasa de crecimiento de la población anual proyectada para los Estados Unidos está en el rango de 0,8-0,9%, el más alto entre los países de altos ingresos, en parte como reflejo de una gran inmigración (USDA, 2011: 13), y se espera que la población de América del Norte crezca de manera constante hacia el año 2100.

Disminuir la cantidad de emisiones requiere la acción del consumidor

Food waste in North America is significantAl igual que en Europa (la otra región de altos ingresos) las emisiones de la cadena de suministro de alimentos son importantes, especialmente en las etapas posteriores a la cosecha. El desperdicio total y evitable de alimentos en los Estados Unidos se estima en 55 millones de toneladas por año para el 2009, lo que equivale a 28,7% de la producción anual total por peso (Venkat 2011). El resultado de este tipo de desperdicios en las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) es de más de 113 CO2e por año, que representa el 13% del total de las emisiones relacionadas con los alimentos en el país y el 2% de las emisiones totales de GEI de EE.UU. (Vermeulen et al, 2012: 202 after Venkat, 2011).

Impactos sobre la gente: el cambio climático ya toca la puerta

El clima y los eventos relacionados con este ya están afectando a las personas en América del Norte. De la ola de calor de Chicago de 1995 al reciente Huracán Sandy en el año 2012, estos eventos han causado daños materiales y pérdidas de vidas. Field et al. (2007) Es de destacar que, sin una mayor inversión en las contramedidas, las altas temperaturas y las condiciones meteorológicas extremas pueden causar un aumento de los efectos adversos para la salud humana, desde mortalidad relacionada con el calor, contaminación, muertes y lesiones relacionadas con tormentas, y enfermedades infecciosas.

Disasters in North America

Además de estos impactos, el informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de 2007 (IPCC, 2007: 632), destaca que la gente en el norte de Canadá y Alaska podrán experimentar los efectos más perjudiciales del cambio climático en la región, pues el cambio climático inducirá cambios en la variedad o abundancia de las especies silvestres cruciales para la vida y el bienestar de estos pueblos indígenas, lo que afecta seriamente su subsistencia.

Reducir los efectos del clima sobre los cultivos

Una serie de medidas de adaptación podría ayudar a proteger a los cultivos y los bosques de América del Norte de los graves efectos del cambio climático. Para protegerse contra los efectos de la sequía y los cambios en las precipitaciones, será necesario diversificar los cultivos, tomar medidas de conservación del agua, y desarrollar (a través de cruces) especies de cultivos y ganado resistentes a las enfermedades y la sequía. Para los bosques plantados y plantaciones de árboles, las especies y los genotipos pueden ser seleccionados sobre la base de los climas futuros esperados. Plantar una mezcla de especies y diferentes edades de árboles  puede aumentar la resistencia o la capacidad de recuperación. Para todos los tipos de bosques, controlar las especies invasoras o mejorar las fases después de una perturbación, como la revegetación y restauración, son medidas importantes para la adaptación al cambio climático (Locatelli et al. 2008).

Reducir emisiones en el sistema alimentario

How to reduce North American food emissionsEl sector agrícola también puede reducir sus emisiones a través de la gestión del estiércol, labranza reducida, la plantación de hierba, y la reforestación de tierras agrícolas (Smith et al, 2007: 524). En la agricultura intensificada, que es la forma agrícola dominante en América del Norte, medidas como una agricultura de precisión (donde los cultivos son fertilizados con la cantidad precisa de nitrógeno requerido), puede también reducir las emisiones. La mejora de las prácticas de alimentación también pueden reducir las emisiones provenientes de la ganadería, un sector que contribuye de manera significativa a las emisiones de la agricultura en América del Norte.

DANOS TU OPINIÓN

¿Qué se necesita para que América del Norte reduzca sus emisiones en la agricultura y el desperdicio de alimentos, y crea su agricultura más resiliente? ¡Deja tus ideas en la sección de comentarios de abajo!