Cauca impulsa la agricultura sostenible adaptada al clima en Colombia

También disponible en English
Representantes de los ministerios de agricultura y medio ambiente de Colombia y de la Organización de Alimentos y Agricultura (FAO) se unieron a los actores locales en TeSAC Cauca. Foto: Alexandra Popescu (CCAFS)
(view original)

Una amplia gama de actores institucionales se reunieron en Cauca para sumergirse en una agricultura sostenible adaptada al clima

El nivel de conocimiento en la comunidad es impresionante, así como la forma en que los agricultores intercambian ese conocimiento, creo que la Autoridad Ambiental del Cauca tiene la capacidad de llevar esta experiencia a otras regiones y debemos aprovechar los fondos para la adaptación al cambio climático que Colombia tiene disponible."

Mariana Rojas Laserna, Directora Técnica de Cambio Climático para el Ministerio de Medio Ambiente y Sustentabilidad de Colombia

El programa de Investigación del CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS) y la Fundación Ecohabitats comenzaron a implementar el enfoque de Territorio sostenible adaptado al clima (TeSAC) en Cauca hace aproximadamente 3 años, de la mano con una comunidad del noroeste de Popayán. Hoy, diferentes actores hemos sido testigos del impacto que tiene el enfoque en términos de resiliencia climática, el mejoramiento de los medios de vida y el empoderamiento de la comunidad en una comunidad con grandes desafíos climáticos, socioeconómicos y ambientales como en muchos municipios del Cauca. Cauca representa la diversidad geográfica, cultural, económica, política y biológica de nuestro país en poco más de 3 millones de hectáreas[1]atributos que tienen un gran potencial para llevar a escala la Agricultura Sostenible Adaptada al Clima  (ASAC) como una forma para lograr competitividad y el desarrollo rural.

El modelo TeSAC, construido y fortalecido en 16 veredas del Cauca por CCAFS y la Fundación Ecohabitats, va muy bien. Representantes del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia (MADR) y del Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS), la FAO y las autoridades departamentales del Cauca estuvieron allí. Querían saber de primera mano cuáles son los puentes que se han construido entre la comunidad y las instituciones, qué tanto ha servido la ASAC para aumentar la resiliencia climática del Cauca y lo que significa para los agricultores y sus procesos de desarrollo rural, así como lo que se necesita para escalar el modelo en todo el país. Esta visita se planificó con el objetivo de informar el proceso de actualización del Plan Integral de Cambio Climático para el Sector Agropecuario liderado por MADR y MADS con el apoyo de la FAO.

Visitamos la finca de Waldina Bermúdez, zumbaba esa mañana y se calentaba cada vez más. A la sombra de la carpa instalada junto a su casa, docenas de invitados, rostros conocidos y desconocidos en el TeSAC Cauca, comenzaron a tomar sus asientos para el desayuno. Todos parecían estar allí: desde organizaciones internacionales hasta autoridades nacionales, regionales y locales, y agricultores de los municipios de Argelia y Morales que vinieron a intercambiar las lecciones que aprendieron y entendieron sobre cómo llevar el proceso TeSAC a sus comunidades.

Liliana Paz y Waldina Bermúdez explicaron el enfoque de los planes de adaptación agrícola, el inicio de la colaboración entre CCAFS y Ecohabitats y el despertar del interés de la comunidad en adaptarse a los desafíos del cambio climático. La Corporación Autónoma Regional del Cauca (CRC) no es ajena a esto: Yesid Duque, su Director Ejecutivo, ha participado en el proyecto y entiende la importancia de vincular los esfuerzos a nivel local con las instituciones que pueden apoyar la sostenibilidad de estos esfuerzos y promoverlos en las diversas escalas.

La charla se movió de la mesa al campo, dirigida por Luis Ortega, cofundador de Ecohabitats y una persona clave en TeSAC Cauca. Alfredo Chará, el experto en Cauca para la medición del clima, llevó a los visitantes a través del uso de las estaciones climáticas de bajo costo instaladas y explicó la creciente variabilidad climática que los agricultores han tenido que enfrentar en los últimos años. El enfoque implica un proceso paralelo en el que trabajamos con los agricultores para comprender la relación entre el clima y los cultivos utilizando la metodología PICSA, mientras que la Mesa Técnica Agroclimática (MTA) del Cauca, dirigida por la Secretaría de Agricultura, analiza el trabajo mano a mano con IDEAM para determinar la variabilidad climática. Como resultado del proceso, los miembros de MTA desarrollan un Boletín Agroclimático con recomendaciones para mitigar los riesgos potenciales. Al final, los agricultores están mejor informados para planificar sus cultivos y decidir si deben sembrar o no, qué variedad usar o qué opciones de adaptación se necesitan.

En nuestra visita, avanzamos a través de los arbustos de café hacia la parte trasera de la casa donde está instalada la bomba de agua tipo rosario, una herramienta esencial para las necesidades de agua de los agricultores en tiempos de sequía, haciendo un uso eficiente del agua de fuentes subterráneas, incluso durante las épocas más secas del año. Los agricultores no estaban aprovechando esta fuente de agua y ahora no sólo se están beneficiando de ella, sino que la están usando racionalmente. La capacidad de extracción, sin agotar la fuente, es de 200 litros por día en la época lluviosa y de 100 litros por día en la época seca, el 70% del agua extraída es para las necesidades domésticas y el 30% para la agricultura. Albeiro Rivera y Julio Bermúdez, expertos de la comunidad en la bomba de agua tipo rosario, explicaron cómo funciona, mientras que Yesid Duque, director de CRC, se sube y pedalea para la demostración.

Esta práctica combinada con variedades mejoradas de frijoles resistentes a sequía, plagas y enfermedades y con el monitoreo del clima local permite a los agricultores producir incluso cuando la lluvia disminuye garantizando la seguridad alimentaria y adaptándose a las condiciones climáticas cambiantes. Aunque los agricultores del TeSAC no solían cultivar ni comer frijoles, hoy el consumo de frijoles ha aumentado de 0.5kg / año a 3kg / año, ahorrándoles al menos USD24 por mes de la canasta familiar, mientras mejoran su nutrición con frijoles con alto nivel de zinc y hierro, de acuerdo con la investigación de CIAT y CCAFS.

Esta es la forma de adaptarse al cambio climático, hablamos mucho en papel, pero la adaptación debe hacerse en el territorio y estoy muy contento de que las autoridades locales estén tan comprometidas con ese cambio. Nuestro ministerio se encargará de compartir las lecciones de esta visita y buscar aliados de cooperación internacional para ayudarnos a llevar al TeSAC al próximo nivel".

Nelson Lozano, Coordinador de Cambio Climático para el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia

Después de una última mirada a los paneles solares recién instalados en la granja de Waldina, que producen suficiente energía durante todo el día para iluminar toda la propiedad, nos condujimos hasta el invernadero de tomates de Daniela Campo. Daniela se hizo cargo del proyecto -con Ecohabitats, comunidad y apoyo de CCAFS- para diversificar los cultivos que su familia cultiva y ahorrar dinero para financiar sus estudios universitarios. Nos reunimos en la fábrica de fertilizantes orgánicos instalada junto al invernadero para analizar cómo lograr tomates cherry orgánicos y su importancia para la seguridad alimentaria de las familias en el Cauca.

Todas las opciones adaptadas al clima implementadas por la comunidad TeSAC Cauca se seleccionan con base a un análisis de vulnerabilidad climática a través de un proceso participativo, siempre teniendo en cuenta el conocimiento local de sus agricultores y el conocimiento científico proporcionado por CIAT-CCAFS. Por ejemplo, opciones de ASAC como el uso de fertilizante orgánico para café, fue seleccionada por dos razones principales: i) la importancia económica del café para los agricultores, que constituye la principal fuente de ingresos, y ii) el valor agregado potencial de una baja emisión y el café orgánico podría tener en mercados seleccionados. Sí, todo bien hasta ahora, pero veamos los números: 33% es la reducción de gases de efecto invernadero cuando se cambia el uso de fertilizantes químicos por fertilizantes orgánicos en la producción de café, y 1 tonelada de café cosechado genera en promedio 430kg de desechos pos cosecha, lo que resulta en una buena fuente de biomasa para la producción de compost. Hoy, el 70% de los agricultores de TeSAC han cambiado la forma en que manejan los residuos de los cultivos, reduciendo hasta 10 veces las emisiones de CO2-eq (más información aquí). Si esto es promovido activamente por la CRC, por ejemplo, y se implementa a gran escala en el Cauca, el aporte del departamento a las contribuciones determinadas a nivel nacional podría ser significativa y podría posicionarlo como una región baja en carbono en Colombia

Este último es un claro ejemplo de cómo Cauca implementa la Política de Cambio Climático de Colombia en el terreno, en articulación con la recientemente lanzada Política de Crecimiento Verde, que promueve prácticas prometedoras y tecnologías que podrían escalarse para mejorar el desempeño del sector agrícola medido a través de indicadores de crecimiento verde. La Misión de Crecimiento Verde liderada por el Departamento Nacional de Planeación (DNP) llevó a cabo la formulación de la Política de Crecimiento Verde y encomendó a CCAFS, CIAT y CRECE el desarrollo del componente de Productividad de la Tierra (más información aquí).

A medida que transcurría el día, un grupo de jóvenes se unió a nosotros, todos vestidos con uniformes blancos y negros, con sus cabellos cortos, recién salidos de la escuela secundaria durante el día. Están muy involucrados en el trabajo comunitario, y la iniciativa ASAC parece haberlos hecho cambiar la opinión sobre su futuro; todos parecen haber cambiado a querer seguir una carrera en ingeniería ambiental y otros campos relacionados con la agricultura. Esto es promovido por la Misión Rural Colombiana, que establece que todas las actividades relacionadas con la mejora de los medios de subsistencia y la calidad de vida, a través de las cuales el campo se vuelve atractivo, deben promoverse ampliamente, considerando que la mayoría de la población más joven prefiere mudarse a la ciudad para estudiar y permanecer allí para trabajar en lugar de regresar a las áreas rurales. Ahora la visión ha cambiado para los jóvenes del TeSAC porque todavía quieren estudiar en la ciudad, pero ahora se centran en las formas en que pueden ayudar a su territorio.


Nuestra última parada fue en el jardín infantil Danubio Azul. Foto: Alexandra Popescu (CCAFS)

Nuestra última parada fue en el jardín infantil Danubio Azul, donde Adriana Mosquera nos presentó al grupo de niños menores de 5 años, que siempre están felices de tener invitados. La escuela ha construido una nueva huerta con los niños, que a esta altura no son ajenos a cómo deben cuidar sus vegetales y también comerlos. "Trabajar en la comunidad con niños y jóvenes es clave para construir una agricultura sostenible a largo plazo", dice Ana Maria Loboguerrero, Líder de Programa Regional para CCAFS América Latina. "Siempre enternece mi corazón al ver cuánto cambian las cosas para mejor en cada visita que hacemos".

"Es impresionante cómo el TeSAC Cauca, a través de sus iniciativas, ha logrado reunir a una gama tan variada de actores que están tan comprometidos en llevar más allá la iniciativa", dice Adriana Martin de FAO en Colombia. "Este intercambio de conocimiento es vital para el fortalecimiento institucional y por los procesos adaptados al clima. Somos, por naturaleza, socios de CCAFS y trabajaremos juntos para encontrar nuevas formas de apoyar estas iniciativas a largo plazo”.

A partir de hoy, Cauca se posiciona como un líder que promueve los vínculos entre el medio ambiente y la agricultura y ha dado ejemplo de cómo generar con éxito un impacto positivo en la comunidad colombiana a través de una visión climáticamente inteligente de su futuro. Aunque, el Acuerdo de Paz firmado recientemente presenta enormes desafíos que deberán abordarse, el enfoque TeSAC puede hacer una contribución significativa porque tiene como objetivo empoderar a las comunidades rurales y prepararlas para un futuro sostenible.


[1] Ortega, L.A. 2011. El Cauca y sus áreas protegidas. En Fundación Cali Quinte Centenario. Cauca Exótico y pro descubrir…lo tenemos todo. (pp. 125-128). Cali, Colombia.