Manejando el clima desde la vereda

También disponible en English
Usando las probabilidades generadas por IDEAM como insumo para la planificación de mí cultivo. Photo: Luis A Ortega
(view original)
Nov 1, 2017

por

Luis A Ortega (ECOHABITATS Foundation), Liliana Paz (ECOHABITATS Foundation) and Deissy Martínez (CCAFS)

Etiquetas

Regiones

Un proceso comunitario al cual le apuesta el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM).

La implementación del proceso del Territorio Sostenible Adaptado al Clima (TeSAC), liderado por el Programa de Investigación de CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS), el CIAT y la Fundación ECOHABITATS, en las veredas del noroccidente de Popayán en el Departamento del Cauca, ha facilitado la articulación del IDEAM con las comunidades locales e instituciones regionales como un actor clave en la tarea de “Manejar el Clima desde la Vereda”.

La iniciativa que hoy se consolida como piloto nacional con la participación activa de IDEAM, busca que las familias de productores rurales entiendan la variabilidad climática actual a nivel predial y su vínculo con el cambio climático, el cual repercute muchas veces negativamente en sus medios de vida, aunque en algunos casos puede representar potenciales oportunidades, es decir hacer una agricultura sostenible adaptada al clima (ASAC).

La principal causa por la cual los impactos negativos de la variabilidad climática afectan año a año los cultivos de los campesinos y campesinas, radica en que ellos aún esperan que las épocas lluviosas y secas se comporten de manera “normal”, es decir ellos siguen esperando a que lleguen las lluvias para sembrar y los periodos secos para cosechar, asumiendo que el clima se comporta igual que en las décadas pasadas.

La realidad es que la variabilidad climática trae consigo fenómenos climáticos irregulares cada vez más frecuentes, intensos y con mayores impactos, por lo cual comprender su comportamiento y entender cómo incide en las actividades de los productores rurales y sus familias se constituye en la mejor medida de adaptación a la variabilidad y cambio climático.


Información climática histórica local y percepción de los agricultores utilizando la metodología PICSA. Foto: Luis A Ortega 

De esta manera, el enfoque TeSAC inicia con la elaboración participativa de Planes Prediales de Adaptación, mediante los cuales las familias rurales identifican sus vulnerabilidades, su magnitud y escala temporal, es decir “¿a qué son vulnerables?, ¿Qué tanto? y ¿Cuándo?”. Teniendo en cuenta el análisis de vulnerabilidad a nivel de predio, las familias definen las medidas de adaptación más apropiadas para disminuir los impactos negativos de las sequías, lluvias y vientos principalmente, considerando los costos de implementación y mantenimiento en un plazo determinado.

Tomando como base este proceso de planificación local de la adaptación, el IDEAM se ha articulado a la implementación de la herramienta participativa para generación de “Servicios Integrados Participativos de Clima para la Agricultura (PICSA por sus siglas en inglés)” desarrollada por El Instituto Walker- Universidad de Reading y CCAFS. Con esta articulación institucional desde lo nacional hasta lo local y mediante el uso de herramientas como los Planes Prediales de Adaptación y PICSA, los productores locales tienen la capacidad de generar planes de adaptación para su predio y tomar decisiones informadas sobre cómo reducir el riesgo agroclimático entendiendo y usando información climática específica para su territorio.

Como soporte a este proceso, el IDEAM a través de la Subdirección de Meteorología, fortalece el equipo conformado por investigadores de CIAT, CCAFS y ECOHABITATS,  generando los pronósticos locales, que son la base para el proceso comunitario de entender el clima desde la verede.

El proceso inicia con el análisis y comprensión del comportamiento histórico de la precipitación y temperatura del territorio (Exposición) por parte de las comunidades a través del uso de la información climatológica de las estaciones más cercanas al TeSAC. Luego, se elaboran los mapas prediales sobre los cuales se identifican cuáles son los eventos que generan mayores impactos en cada uno de los componentes del predio (Sensibilidad) a través de escalas de percepción. Posteriormente, se identifican las medidas de adaptación que pudieron haber sido implementadas para mitigar tales impactos (Capacidad adaptativa). El proceso concluye con la identificación de los niveles de vulnerabilidad en cada predio considerando la exposición, sensibilidad y capacidad adaptativa.


La comunidad esta usando herramientas para monitorear datos meteorológicos. Foto: Luis A Ortega 

Una vez se tiene dicha información, se procede a la priorización de las medidas de adaptación considerando los resultados de los análisis de vulnerabilidad a la variabilidad climática de cada predio, microcuenca y vereda, utilizando la información suministrada por el equipo IDEAM-CIAT-CCAFS-ECOHABITATS. Conjuntamente con la comunidad, se estudia la percepción del clima e información climática histórica, se analizan las probabilidades de la predicción climática de los próximos meses y el pronóstico de los próximos días, los cuales se muestran a través de gráficas y se identifican las medidas de adaptación de agricultura sostenible adaptada al clima (prácticas y/o tecnologías) más apropiadas de acuerdo a la predicción dada, tales opciones se pueden referir al manejo de los cultivos y animales, aprovechamiento del recurso hídrico, uso de variedades mejoradas, manejo y conservación de suelo y uso de insumos agrícolas, entre otras.

Producto de este proceso, el IDEAM está mucho más cercano a las realidades locales.

El IDEAM para nosotros los campesinos, hasta hace poco, era un ente del gobierno que no llegaba a nuestro territorio, pensábamos que solo era para decir si iba a llover o hacer sol, pero en este proceso del TeSAC, nos dimos cuenta que es el principal aliado de los productores y productoras campesinas, sin la información y los estudios que han hecho por muchos años, el impacto del clima en nuestros predios seria mayor. Con los pronósticos e información local que nos está brindando el IDEAM y el proceso de adaptación que estamos adelantando con ECOHABITATS-CCAFS y CIAT, podemos decir que el IDEAM es nuestro principal aliado a la hora de tomar decisiones para Manejar el Clima desde nuestras veredas. (Señora Waldina Bermúdez, productora del TeSAC de la vereda Santa Rosa en Popayán)

Los agricultores disponen de una red comunitaria de estaciones climáticas compuesta de pluviómetros, termómetros y tensiómetros-ph (mide húmeda y pH del suelo)  distribuidos estratégicamente en el territorio, cuya información es utilizada en el corto plazo para la toma de decisiones sobre sus cultivos, recurso hídrico para riego y usos domésticos, todo lo anterior fundamentado en el proceso de conocimiento participativo, la apropiación, generación y uso de información climática local, así como la reducción de la incertidumbre de la predicción climática como insumo para la planificación. 

Con el propósito de sumar a estas acciones, el próximo 18 de octubre de 2017 se reactivará la Mesa Técnica Agroclimática (MTA) del Cauca con la participación activa del IDEAM, la Corporación Autónoma Regional del Cauca, CCAFS, CIAT, la Fundación ECOHABITATS, la Gobernación del Cauca, la Fundación Rio Las Piedras, la Universidad del Cauca, FAO y el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (MADR). La MTA Cauca tendrá la ventaja de contar con productores y productoras rurales “empoderados para entender el clima” que hacen parte del proceso TeSAC y por lo tanto, jugarán un papel preponderante en la generación de los boletines agroclimáticos.