Pequeños pero fortalecidos: café y cacao ayudan la adaptación al cambio climático

También disponible en English
Evelin Mairena, productora en el TeSAC El Tuma – La Dalia, presenta su finca soñada, planeada usando prácticas ASAC. Foto: Alexandra Popescu (CCAFS)
(view original)
Feb 8, 2018

por

Alexandra Popescu (CCAFS)

Etiquetas

Regiones

Los productores del TeSAC El Tuma – La Dalia en Nicaragua se enfocan en los granos.

Evelin Mairena sonríe con sus ojos y consiente a sus huéspedes con café y rosquillas. Su finca soñada está expuesta en la pared. Los diagramas, dibujos y datos muestran como quiere ver cambiar su terreno, una visión que resulto combinando las condiciones locales y experiencias corrientes y pasadas con los cultivos. Viviendo en la comunidad Wasaka Abajo, parte del Territorio Sostenible Adaptado al Clima (TeSAC)  El Tuma – La Dalia, apoyado por el Programa de Investigación CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS), Evelin y su familia quieren una finca diversificada, enfocada en cacao y complementada con producción de lácteos, hortalizas mejoradas, más frutales y producción de enramadas para el manejo de sombra.

Esta sigue haciendo la idea que sostiene el concepto TeSAC: trabajando con los productores para investigar qué funciona y qué no, para entender sus percepciones sobre el cambio climático y para encontrar las mejores opciones para adaptación y mitigación del cambio climático.

La finca sigue siendo un sueño posible, ya que los agricultores pueden identificar sus oportunidades y obstáculos. Evelin tiene poco terreno y mano de obra limitada, además de recursos financieros reducidos, todo combinado con demasiada lluvia durante la cosecha. Pero está consciente que aprender más sobre el manejo de cultivos es una oportunidad. Hay cuatro categorías de prácticas ASAC identificadas en su finca: las que generan más ingresos, que requieren más inversión, que producen alimentos y que son prácticas de adaptación al cambio climático.

La finca soñada organiza las practicas ASAC necesarias, como también los puntos débiles y las oportunidades para productores en sus patios. Foto: Alexandra Popescu (CCAFS)

Pero no se trata solo de planes en papel. Las cosas se están moviendo en El Tuma, si es cuestión de cultivar variedades de frijol o cacao con potencial para exportación, que podrían traer más ingresos. Gaspar Mairena nos da un tour de su pequeño cultivo de cacao; su cosecha va para una cooperativa y desde allí para consumo nacional. El potencial existe: un mapeo de la calidad de cacao en Nicaragua muestra que en Matagalpa, el departamento donde se encuentra el TeSAC, tiene unas de las mejores variedades de cacao criollas. Centroamérica está llamando la atención internacional como la futura fuente principal de cacao, ya que las naciones africanas que lideran la producción mundial están amenazadas por el cambio climático.

Desde Wasaka Abajo viajamos para Aguas Amarillas, también parte del TeSAC El Tuma – La Dalia. Wilder Salgado tiene su propia finca soñada, donde todo gira (replacement for: “pasa”) alrededor del café. Él nos abre el camino a través de los cafetales creciendo asombrados por los plátanos y otros árboles – el usa un sistema agroforestal para café – y donde los frutas del café toman su tiempo para madurar y la cosecha se hace en etapas. El siguiente objetivo de Wilder es conocer más sobre el manejo del café, y también sobre cómo cultivar hortalizas y para eso, sigue participando en las escuelas de campo organizadas dentro del proyecto TeSAC. Sus planes para 2018 y 2019 ya están hechos e incluyen: finalizar la renovación de sus cafetales, construir una pila para ahorrar agua, cultivar más frutales y árboles y más hortalizas en su patio.

Café creciendo en la finca de Wilder Salgado, en la comunidad Aguas Amarillas dentro del TeSAC El Tuma-La Dalia. Foto: Alexandra Popescu (CCAFS)

El jardín debajo de sus casa inclina junto con sus cultivo de maíz y con cada año gana más diversidad de vegetales y hierbas – tomates, lechuga, espinaca, albahaca o berenjenas y más.

En Aguas Amarillas también llueve mucho durante la cosecha, dañando la producción de maíz y frijol. El exceso de agua también afecta el café y el cacao, estimulando el desarrollo de enfermedades y hongos. 

Agricultores en el TeSAC El Tuma-La Dalia miran los cafetales cultivados bajo sombra en la comunidad Aguas Amarillas. Foto: Alexandra Popescu (CCAFS) 

Todos los productores del TeSAC tienen su visión para una finca mejor, recibiendo el apoyo de CCAFS, del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), de la Universidad Centroamericana (UCA) y de Nitlapanalgunos tienen animales, otros quieren incrementar su cultivo de bananos, mientras otros se concentran en comodidades como cacao y café y aseguran la comida para sus familias. Conseguir sus propósitos también requiere una colaboración continua con los socios del proyecto para monitorear sus prácticas, construir sus experiencias, y adaptarse a los retos del clima. 

Lea más: