Download Now! Actions to Transform Food Systems under Climate Change

Planeando para la adaptación al cambio climático con enfoque de género

Photocredit: Gian Betancourt (CIAT)
(view original)
Abr 20, 2015

por

Mariana Tafur (Consultora CIAT/CCAFS)

Regiones

El viernes 6 de marzo de 2015 tuvo lugar la Mesa Nacional de Adaptación al Cambio Climático, coordinada de forma conjunta por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones, Andesco, y el Centro de Estudios Sociales de la Universidad Nacional de Colombia, CES, en las instalaciones del Centro Internacional de Agricultura Tropical, CIAT, en Cali. 

La Mesa solicitó al programa de investigación del CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria, CCAFS -con sede en CIAT-, que fuera el anfitrión de esta primera sesión del año 2015, con el fin de tratar el tema de la inclusión del enfoque de género en políticas y programas sobre cambio climático en el país, teniendo en cuenta que el cambio climático afecta a hombres y mujeres de manera diferente y que, aunque el acceso limitado a recursos, los derechos restringidos y la movilidad limitada de las mujeres las hace particularmente vulnerables; las emprendedoras resuelven problemas y dotan a sus comunidades de un liderazgo que se traduce en soluciones frente a dicho fenómeno.  

El evento se compuso de tres presentaciones y distintos espacios de discusión. La primera de ellas estuvo a cargo de Rocío Rodríguez de la Dirección de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en la que se explicó que la Mesa tiene de fondo una estrategia metodológica basada en comunidades que empieza en el 2013, con el fin de rescatar los saberes locales. Así mismo, tiene como estrategia actual la de apoyar sectores hacia el desarrollo compatible con el clima y se define como un espacio de intercambio de experiencias y conceptos.

Por otro lado, dicha Dirección hizo referencia al Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático y reconoce, además, que la adaptación es un proceso multidimensional que abarca temas ambientales, sociales y económicos que, así mismo, tienen una afectación diferencial, es decir que no todos los individuos son afectados de la misma manera y no todos tienen la misma capacidad de respuesta.

foto: Neil Palmer (CIAT)

Un segundo momento se concentró en la presentación de Ana María Loboguerrero, líder regional de CCAFS América Latina, programa que tiene por objetivo superar las amenazas que el cambio climático impone sobre la agricultura y la seguridad alimentaria, explorando maneras innovadoras para ayudar a que las comunidades rurales se ajusten a los cambios globales del clima.

La tercera y última presentación estuvo a cargo del equipo de género y cambio climático de CCAFS y trató sobre la importancia de darle un enfoque de género a procesos de adaptación al cambio climático. Para esto, se hizo referencia a un marco conceptual que intentaba responder qué es el género, por qué éste es importante para la agricultura y el cambio climático y cuáles son algunas de las brechas de género en la agricultura (pensando en roles, recursos, procesos de toma de decisión y acceso a la información, entre otros). Una de las conclusiones a las que se llega es que si las mujeres tuvieran el mismo acceso a los recursos que los hombres, el número de personas que no logran satisfacer sus necesidades alimentarias disminuiría entre un 12 y 17%.

Por esto, es importante considerar que incluir el género en las políticas de cambio climático no sólo pretende cumplir con estándares internacionales, en términos de un trato justo para hombres y mujeres, de acuerdo con sus respectivas necesidades, sino también porque resulta eficiente y eficaz para la adaptación.

Para concluir la sesión, se abrió un espacio para discusión en el que se tocaron temas como experiencias locales exitosas, la necesidad de formar y educar como medida de adaptación, el escenario de posible posconflicto y justicia transicional por el que puede pasar el país y la necesidad de definir escenarios regionalizados de cambio climático.

 foto: neil palmer (ciaT)

Colombia es un país diverso, no sólo por su biodiversidad sino también por sus grupos de población y distintas culturas. Pero, darle un enfoque diferencial a los procesos de formulación no sólo trata de ver a los grupos como beneficiarios de las políticas, también de verlos como agentes de cambio.