Se reafirma el compromiso con la agricultura sostenible adaptada al clima

También disponible en English
La agricultura sostenible adaptada al clima es clave para la seguridad alimentaria de los países de Centroamérica y República Dominicana. Photo: Neil Palmer (CIAT)
(view original)
Oct 11, 2017

por

Alexandra Popescu (CCAFS)

Etiquetas

Regiones

Centroamérica y República Dominicana lanzan una estrategia que pone la ASAC en primera línea de acción contra el cambio climático

“Tenemos que hacer algo”, dijo Luis Felipe Arauz, el ministro de agricultura de Costa Rica, en una entrevista con CCAFS América Latina, durante las celebraciones de CIAT 50 en la capital de Nicaragua, el 28 de septiembre. “Necesitamos una estrategia de adaptación para desarrollar la agricultura en la región” subrayó Arauz, hablando de cambiar el comportamiento reactivo de los países centroamericanos frente a la variabilidad climática para prevenir las crisis agrícolas de una manera sostenible.

Pocos minutos después, el ministro subió a la tarima para hacer la presentación de lanzamiento de la Estrategia agricultura sostenible adaptada al clima para los países del Sistema de Integración Centroamericano (SICA) para 2018-2030 (comunicado de prensa), el documento presenta los principales lineamientos para hacer la agricultura de la región más competitiva y preparada frente a los cambios de clima y a sus consecuencias en el corto y mediano plazo.

“Queremos que nuestra agricultura sea más resiliente, pero también hacer nuestra contribución global – demostrar que bajar la emisiones y mantener la productividad es posible”, comentó Arauz en su discurso. Usando el concepto de la agricultura sostenible adaptada al clima (ASAC), la región SICA busca cambiar viejos paradigmas en el sector agrícola con el fin de asegurar la seguridad alimentaria y nutricional.

El ministro Arauz, junto con Eduardo Carles, ministro de desarrollo agropecuario de Panamá (MIDA), hablaron sobre la sequía que golpeó Centroamérica, la califican como la peor en las últimas décadas, un evento que alarmó a los gobiernos sobre cómo puede afectar una crisis de este tipo, pero principalmente sobre cómo fortalecerse frente un futuro incierto. “Fue un despertar”, dijo Carles en el panel que se reunió para el lanzamiento de la estrategia, “y necesitamos de la integración interna, porque siempre ha sido muy difícil en la región establecer una política integral”.


El panel moderado por Ana Maria Loboguerrero, líder regional de CCAFS para América Latina discutió los aspectos clave de la estrategia ASAC. Foto: A. Popescu

¿Por qué la estrategia?

Como lo reconocen también los representantes de los gobiernos del SICA, la región está en una posición muy vulnerable frente riesgos globales y regionales en términos de clima:

  • Cada vez más expuesta a eventos extremos, los cuales se triplicaron entre 1980 y los 2000, siendo tormentas e inundaciones alrededor del 74% (CEPAL, 2013).
  • El sector agropecuario, especialmente dentro del Corredor Seco Centroamericano, es vulnerable ante las sequias que pueden reducir la producción de alimentos básicos.
  • Honduras, Nicaragua y Guatemala están entre los primeros diez países según el índice global de riesgo climático de la organización Germanwatch.
  • Las predicciones muestran que los cambios climáticos se van sentir cada vez más fuertes en la región, a través de cambios en temperatura y precipitación perjudicando los cultivos de granos básicos.

La Estrategia es un paso clave para la región pues allí se reconoce el rol de la agricultura sostenible adaptada al clima en la lucha contra estos desafíos y las consecuencias socio-económicas. “Necesitamos tener en cuenta no sólo la agricultura, sino también el acceso a los recursos, los mecanismos del mercado y los patrones de consumo”, comentó Arauz en el contexto de adaptación y mitigación al cambio climático en la región SICA.

La palabra “oportunidad” fue recurrente durante el lanzamiento, indicando que la mentalidad está cambiando: las dificultades se convierten en oportunidades para actuar en aras del bienestar local y regional, convirtiéndose en un referente para la comunidad a nivel global.           

Los ejes fundamentales de la estrategia, los cuales están en línea con los tres pilares de la ASAC, según FAO, son:

- Sistemas productivos eficientes para medios de vida sostenible

- Gestión integral del riesgo y adaptación al clima

- Paisajes agrícolas sostenibles bajos en carbono

- Elementos habilitadores – enfocándose en como sostener los otros tres ejes, incluyendo financiamiento, igualdad y equidad entre los géneros e inclusión social.

ASAC no se puede implementar aisladamente, todo lo contrario, necesita del apoyo institucional y de las políticas a nivel internacional, regional, nacional y local. 

“Cómo hacemos esto de una manera coordinada y articulada?” preguntó Olga Baus Gibert, jefe de la Sección Integración Regional en Delegación de la Unión Europea ante el Sistema de Integración Centroamericana, quien participó en el panel moderado por Ana Maria Loboguerrero, líder regional de CCAFS para América Latina. “Lo que justifica una integración regional es el intercambio de buenas prácticas, así como el intercambio científico. Esto hace que las acciones traigan beneficios”. Ella subrayó que los elementos de una estrategia como la EASAC tiene que tomar en cuenta: previsiones financieras, claridad sobre la responsabilidad de cada actor, límites y oportunidades de los donantes, uso eficiente de la tecnología y el apoyo real a las mujeres a nivel local para fomentar la igualdad de género.

Sin embargo, el aporte de los agricultores es crítico. Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (UPANIC), habló sobre los esfuerzos de integración del sector agropecuario; él subrayó que la asociatividad sigue siendo esencial para facilitar que la información llegue a los productores para ayudar a mitigar los impactos del cambio climático, a través de las asociaciones se pueden capacitar los pequeños productores para usar sus recursos de una manera más eficiente y sostenible.

El siguiente paso de la estrategia, explicó el ministro Arauz, es una etapa de concientización, es decir, la creación de las alianzas necesarias para implementar la EASAC. “La agricultura sostenible adaptada al clima debe ser intensiva principalmente en conocimiento, integrada en toda la cadena alimentaria, mientras incorpora sus principios en las políticas para la agricultura familiar”.

El Grupo Interagencial de Apoyo del CAC incluye: FAO, IICA, CEPAL, CCAFS-CIAT, CATIE

Lee más: