Las comunidades del sur del Tolima se movilizan frente al cambio climático

Cada comunidad participante presentó su camino desde la identificación de problemas, la priorización e implementación de medidas y sus principales logros y desafíos. Foto: F Howland (CIAT)
Oct 12, 2016

por

Fanny Howland y Armando Muñoz (CIAT)

Regiones

A través del acompañamiento de CCAFS, seis comunidades indígenas y campesinas de Natagaima (Tolima) priorizaron e implementaron medidas de adaptación.

El departamento del Tolima, ubicado en el centro-occidente de Colombia, disfruta de todos los niveles térmicos de montaña: desde cumbres nevadas a más de 5.000 metros de altitud con temperaturas bajo cero hasta zonas calurosas, en amplios valles por debajo de los 400 metros de altitud que alcanzan valores térmicos superiores de 40 grados centrígrados. El sur del departamento colinda además con el Desierto de la Tatacoa, la segunda zona árida más extensa de Colombia.

En este contexto se encuentra el municipio de Natagaima, el cual enfrenta grandes limitantes para la producción agrícola: la escasez de agua, sumada a otros factores como extensiones áridas, altas temperaturas, pobreza y las largas distancias entre lotes y las viviendas de los campesinos hacen que sea muy difícil practicar agricultura eficiente en la región.

A través del acompañamiento del Programa de Investigación de CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS), seis comunidades indígenas y campesinas, organizadas en Asfumujer (organización conformada por mujeres indígenas, campesinas y sus familias) priorizaron e implementaron medidas de adaptación tales como cosecha de agua, establecimiento de huertas caseras y comunitarias, selección de variedades de frijol y forrajes con tolerancia a sequía y construcción de viveros de árboles para reforestación de cuencas.

Además de fortalecer estos aspectos técnicos y productivos, las comunidades  trabajan la parte de gestión y emprendimiento con su proyecto "Renacer Para Las Comunidades Indigenas En Natagaima Tolima – Adaptación Al Cambio Climático y Seguridad Alimentaria" que resultó ganador de una convocatoria internacional, abierta por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA). Este proyecto, financiado por 2 años, viene reforzando el proceso iniciado con CCAFS de adaptación al cambio climático y fortalecimiento de capacidades de las comunidades de Natagaima de la comunidad.

Conozca más: Huertas caseras tipo mandala reviven la agricultura de Natagaima

Para celebrar estos logros y para incentivar la participación de más familias a este proceso, en el mes de septiembre, las productoras y emprendedoras de Asfumujer organizaron una “Feria de experiencias productivas” en la comunidad de Pueblo Nuevo, Natagaima, en donde cada comunidad participante en el proyecto presentó su camino desde la identificación de problemas, la priorización e implementación de medidas y sus principales logros y desafíos. Además, se expuso una muestra de la variedad de productos obtenidos: hortalizas, frijol, forraje ensilado para alimentación animal.


Durante la “Feria de experiencias productivas”, Asfumujer expuso una muestra de la variedad de productos obtenidos gracias al proyecto: hortalizas, frijol y forraje ensilado. Foto: F Howland (CIAT)

Los participantes de la feria compartieron los principales retos que enfrentan: la falta de agua, principalmente, que ha dificultado la implementación de las medidas y pone en riesgo las cosechas. En varios casos, se comentaron testimonios de perdida de cosecha o de ensayos por sequía. Además de las condiciones extremas de clima y de disponibilidad del recurso hídrico, se mencionó el libre comercio, problemas de acceso a la tierra, la falta de confianza hacia las autoridades locales como otros desafíos para las comunidades de la zona.

Sin embargo, los participantes a este proyecto no pierden ánimo, como lo comenta una productora de la comunidad de Camino Real: “No es solamente por hacer el proyecto sino para tener sostenibilidad alimentaria”. Otra participante del cabildo indígena de Socorco comparte sus logros: “Aprendí a sembrar maíz y frijol. Yo nunca había participado en un proyecto”.

Uno de los logros más significativos hasta ahora del proyecto fue el aumento en la producción de leche en cerca del 30% gracias a la producción y al uso de forraje ensilado para ganado en el resguardo indígena de Cocana. Una participante afirma haber generado ingresos adicionales por la venta de las hortalizas a sus vecinas, y afirma: "Si es posible generar comida en época de sequía, solo hay que organizarse”.

Los invitados a la feria mostraron mucho interés en el proceso; preguntaron sobre variedades más resistente de forraje y muchos compraron los productos presentados en el evento.

Frente al problema de disponibilidad de agua, el secretario de agricultura de Natagaima expuso frente a las coordinadoras de ASFUMUJER el proyecto de construcción de 7 pozos profundos y de reforestación de cuencas a través de viveros municipales. Además, la secretaria quiere financiar un estudio de cambio climático para identificar necesidades. Estas acciones podrían empezar a responder a problemas concretos de la comunidad y facilitar la implementación y/o extensión de las medidas de adaptación frente al cambio climático y para la seguridad alimentaria de la comunidad.