Mejorando la información para la reducción de las emisiones en el sector ganadero

También disponible en English
61 países se comprometieron a reducir las emisiones del sector ganadero. Conozca cómo cinco de ellos están midiendo, reportando y verificando sus reducciones de emisiones. Foto: JL Urrea (CCAFS)
(view original)

Las innovaciones para mejorar los reportes sobre la mitigación en el sector ganadero demuestran el progreso hacia los compromisos climáticos de cada país.

El Programa de Investigación de CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS) y el Instituto Internacional de Investigación en Ganadería (ILRI) facilitaron un diálogo entre la ciencia y la política en materia de medición, reporte y verificación (MRV) de la mitigación en el sector ganadero en la COP22 en Marrakech, Marruecos. El diálogo se llevó a cabo en colaboración con la Alianza Mundial de Investigación sobre los Gases de Efecto Invernadero de orígen Agropecuario (GRA) y la FAO.

61 países tienen previsto reducir las emisiones de ganado en el marco del Acuerdo de París, pero los métodos que la mayoría de los países en desarrollo utilizan para evaluar las emisiones no son suficientes para captar los impactos de las prácticas de mitigación del cambio climático.

Ver el video resumen del evento:

El MRV de los inventarios nacionales de gases de efecto invernadero (GEI) utiliza el informe más simple, denominado informe de Nivel 1, calcula las emisiones de ganado basándose únicamente en el número y tipos de animales, lo que significa que no puede capturar reducciones de emisiones causadas por cambios en las prácticas agropecuarias. Por lo tanto, los países que pretenden lograr objetivos de mitigación en el sector ganadero necesitan utilizar inventarios avanzados de GEI que capten una amplia gama de posibles acciones de mitigación y puedan informar estrategias y políticas nacionales.

Expertos de Brasil, Costa Rica, Etiopía, Indonesia y Uruguay - países que buscan reducir emisiones de su sector ganadero - presentaron los sistemas de recolección de datos de sus países, cómo mejoraron las emisiones Factores y cómo se coordinan entre las oficinas gubernamentales.

Ver las presentaciones del evento:

Obtener datos precisos y actualizados sobre la actividad, como el número de rebaños y su composición, la dieta, el uso de fertilizantes nitrogenados, el uso de opciones de mitigación y la expansión de los pastizales, es un reto para la mayoría de los países. Las estadísticas nacionales suelen quedar cortas, y la recolección de datos de los agentes de extensión o de los productores que pueden tener sólo unas pocas cabezas de ganado es ineficiente.

Uruguay ha tomado medidas para desarrollar estadísticas nacionales de alta calidad sobre ganado, como el Sistema Nacional de Informacion Ganadera (SNIG). Walter Oyhantcabal, Director de la Unidad de Sostenibilidad y Cambio Climático del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), informó que el país utiliza ahora etiquetas electrónicas y visuales para lograr la trazabilidad en tiempo real de las emisiones de ganado. Los agricultores también hacen informes anuales electrónicos del número de cabezas de ganado por tipo y dieta. Esto permite la clasificación de los animales por sistema de producción (por ejemplo, cría, engorde) y el porcentaje de participación de la región de pastizales en siete ecorregiones en el país. Los datos están desagregados espacialmente por rebaño de ganado, categoría, calidad de la dieta y composición.

Para mejorar los datos sobre emisiones, los países produjeron factores de emisión específicos de cada país, además de utilizar datos del IPCC cuando no existían datos por países.

Bess Tiesnamurti, Director del Centro Indonesio de Investigación y Desarrollo Animal, informó que los factores de emisión específicos para Indonesia eran mayores para el ganado macho que las emisiones estimadas utilizando factores por defecto para Asia.

Zewdu Eshetu, Director del Centro de Ciencias del Clima de la Universidad de Addis Abeba en Etiopía, señaló que debido a que las emisiones de ganado varían según la salud, la calidad de la dieta, la gestión y la productividad de la leche de los animales, es difícil desarrollar factores de emisión precisos sin utilizar enfoques de Nivel III. Observó que en Etiopía los sistemas rurales mixtos de cultivo y ganadería y los sistemas pastoral y agropastoril contribuían con la mayor parte de las emisiones, pero también eran más variables que las operaciones comerciales de lácteos de pequeña o mediana escala, limitando la precisión de sus estimaciones de emisiones.

La compilación y coordinación de datos sigue siendo un problema enorme en la presentación de informes.

Tener datos de buena calidad es importante por múltiples razones ", dijo Agripina Jenkins Rojas, del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG). "Costa Rica utiliza los datos de las actividades para apoyar la toma de decisiones sobre los medios de subsistencia y la seguridad alimentaria también".

Agripina describió cómo Costa Rica está abordando la coordinación a través de su Sistema Nacional de Información Ambiental (SINIA), que proporciona protocolos y metodologías a su Sistema Nacional de Métrica de Cambio Climático (SINAMECC), que a su vez permite el intercambio de información interinstitucional entre las unidades involucradas como mitigación, adaptación, financiamiento y co-beneficios. Su plataforma de datos también satisface las necesidades de los registros de carbono.

Del mismo modo, Brasil está utilizando MRV no sólo para informar sobre las Contribuciones Nacionales Determinadas (NDC en inglés), sino también para informar a los programas nacionales, como la iniciativa Carbon Neutral Brazilian Beef (un sello de certificación) y el Plan Sectorial de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático para una Agricultura de Bajas Emisiones de Carbono (ABC Plan), que ofrece una línea especial de crédito y apoyo financiero para acciones de mitigación. La plataforma de ABC sirve como un lugar para compilar datos sobre emisiones de GEI de la agricultura y para estimar el impacto general del Plan.

Ejemplos de opciones de mitigación que los países usaron y quieren seguir son: suplementación con arbustos de leguminosas, uso de bloques de múltiples nutrientes de urea-melaza, uso de residuos de cultivos tratados con urea, suplementación con concentrados de bajo costo y alta energía proteica, uso de probióticos (Acetoanaerobium noterae y A. woodii), y modificadores ruminales completos y control de enfermedades (por ejemplo, tripano- somiosis en Etiopía).

Los participantes en el diálogo concluyeron que se necesitarían enfoques simples de medición y verificación se recomendaron:

  • Centrarse en la recolección de datos sobre el consumo de alimento, razas y tipos de alimentación.
  • Determinar la frecuencia de la muestra y las ubicaciones que mejor capturan los sistemas ganaderos. 

Los participantes también identificaron las necesidades de datos de actividad más frecuentes para capturar los cambios anualmente y con el tiempo y desarrollar MRV para sistemas integrados de pastos, árboles y ganado. Los países también necesitan modelos calibrados a las condiciones locales y herramientas simples que reduzcan la incertidumbre. El aprendizaje Sur-Sur, la mejora de los conjuntos de datos y herramientas, y el apoyo técnico de las redes de investigación deben utilizarse para lograr que el MRV sea factible, transparente y produzca mayores niveles de confianza.

Hemos convenido que los sistemas MRV deben ser fiables y precisos. Vemos que la coordinación de las partes interesadas a nivel nacional es necesaria en cada país para recopilar datos de actividad y calcular los factores de emisión más relevantes ", dijo Robin Mbae, Subdirector de Producción Ganadera y Jefe de la Unidad de Cambio Climático del Departamento de Estado de Ganadería en el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Kenia, "También reconocemos que se necesitan investigaciones adicionales para desarrollar factores de emisión para diferentes sistemas de producción y producir modelos relevantes para las diversas condiciones de los países".

Este evento paralelo forma parte de un proyecto sobre la mejora de la MRV para el ganado, llevado a cabo conjuntamente con ILRI, el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), el Centro Mundial Agroforestal (ICRAF), GRA y la FAO. En 2017, CCAFS y sus socios elaborarán un documento de trabajo en el que se examinarán las experiencias de los países en materia de MRV, un taller para intercambiar experiencias y directrices para apoyar las necesidades de asistencia técnica de MRV en el sector ganadero. CCAFS también ha publicado recientemente directrices para la medición de la fermentación entérica.

Vea las presentaciones realizadas por los representantes de cada país en el evento (en inglés):

Para más información sobre el trabajo de CCAFS en MRV para el sector ganadero, contacte a julianna.m.white@uvm.edu.