Análisis de políticas sobre el clima y la agricultura, visto desde escenarios futuros

También disponible en English
Actores del sector perfilan diversos escenarios futuros, basándose en el cambio climático y factores de cambio socioeconómicos vinculados a la seguridad alimentaria, el medio ambiente y los medios de vida, para la planificación de políticas. Foto: E. Van
(view original)

Los tomadores de decisión fortalecen los planes nacionales por medio de la visión de múltiples futuros posibles

Imagine a Bangladés en el 2050. La zonas costeras bajas afectadas por la elevación del nivel del mar y golpeadas por las tormentas, mucho más de lo que predijeron los científicos a principios del siglo. Millones de personas huyen a las sobrepobladas ciudades. La creciente población urbana sobrecarga los servicios de energía, agua y sanidad; una pequeña y privilegiada élite controla todos los recursos naturales, domina los negocios e impulsa un auge de costosos servicios privados de atención médica y seguridad. La brecha entre los ricos y los pobres se acentúa.

Ahora, imagene un futuro diferente. Considerado por mucho tiempo uno de los países más vulnerables al calentamiento global, Bangladés decidió construir resiliencia desde las bases hacia los niveles más altos. Para el año 2050, después de difíciles reformas estructurales, se tienen sistemas de gobernanza democráticos y eficientes; las comunidades materializan políticas sostenibles adaptadas al clima y piden rendición de cuentas al gobierno. La industria y los servicios lideran la economía, y una sólida base de infraestructura, conocimiento y relaciones comerciales regionales establecen el escenario para el desarrollo sostenible.

Ambos futuros son posibles y ambos deben impulsar la construcción de políticas, según la Comisión de Planificación Nacional de Bangladés. En el 2014, los miembros de la Comisión se reunieron con homólogos del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas, el Centro Internacional para el Cambio Climático y Desarrollo (ICCCAD) con sede en Dhaka, y con otros expertos de país para crear un conjunto de cuatro narrativas, guiadas por el equipo de Escenarios Futuros del Programa de Investigación de CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS) y la Universidad de Oxford. El grupo realizó una lluvia de ideas sobre políticas estratégicas que pudieran promover mejores futuros y al mismo tiempo evitar potenciales desastres -- y analizaron cómo incorporar estas intervenciones en los planes de desarrollo gubernamentales para el quinquenio 2016-2020.

El equipo de Escenarios Futuros ha organizado procesos similares alrededor del mundo. "El valor del método radica en que va más allá de tratar de proyectar una idea hacia el futuro" dice Joost Vervoort, investigador líder de escenarios en CCAFS, "sino que expande lo que se concibe que podría pasar y trae diversas perspectivas a la mesa, lo que les permite dialogar unos con otros".

Desde el año 2010 el equipo ha construido escenarios regionales para el Este y Oeste de Africa, Sur y Sudeste de Asia, América Central y los países Andinos. Recientemente se ha concentrado en ayudar a los funcionarios gubernamentales a desarrollar sus propios escenarios con el fin de mejorar políticas específicas. Ese trabajo ya ha empezado a dar frutos en una planeación guiada por escenarios.

Narrativas del futuro

Para construir los seis escenarios regionales, CCAFS hizo un llamado a los responsables de formulación de políticas, sector privado, organizaciones no gubernamentales y de la sociedad civil, investigadores y medios de comunicación en cada región. Estos grupos multidisciplinarios escogieron incertidumbres claves para las próximas décadas; entre ellas, cambio climático, así como factores de cambio sociales, económicos y políticos.

Ellos construyeron narrativas sobre cómo los impactos del clima podrían afectar cambios en la población, estructuras de poder o flujos financieros. Entonces, colaboraron con modeladores para cuantificar, modelar y afinar cuatro escenarios futuros. Las tendencias en la seguridad alimentaria fueron proyectadas con un modelo llamado IMPACT, del Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI), mientras que el modelo GLOBIOM del Instituto Internacional para el Análisis de Sistemas Aplicados (IIASA) aportó mapas de patrones de uso del suelo. Las narrativas finales fueron contadas con palabras, números, mapas, y en algunas regiones, imágenes evocadoras o herramientas interactivas de aprendizaje.

Los participantes aprendieron mucho con solo desarrollar juntos escenarios regionales, pero CCAFS también busca un impacto directo sobre las políticas. Además, muchos responsables de la toma de decisiones tienen la expectativa de ensayar sus políticas sobre el clima y planes de seguridad alimentaria en los escenarios que visualizaron. Cuando los gobiernos quieren preparar para el futuro un proyecto de política, el equipo de CCAFS les ayuda a reunir personas interesadas relevantes y a construir un nuevo conjunto de escenarios adaptados. Usando las narrativas y modelos regionales como punto de inicio, los actores nacionales como la Comisión de Planificación de Bangladés pueden reimaginar el futuro de su país en sus propios términos y reexaminar los planes en ese contexto.

Por medio de este proceso, los escenarios están dejando huella en las iniciativas nacionales en las seis regiones. El plan quinquenal de Bangladés (convocado para una segunda ronda de revisión basada en escenarios en el 2015) es un ejemplo de alto nivel, al igual que las políticas sobre acción climática, adaptación y agricultura en Burkina Faso, Colombia, Honduras, Tanzania y Uganda. Uno de los más adelantados fue Camboya, donde los funcionarios gubernamentales trabajaron estrechamente con un coordinador regional de CCAFS en 2013 y 2014 para desarrollar un Plan de Acción de Prioridades sobre Cambio Climático, basado en escenarios.

CCAFS está aprendiendo de estos países cómo traducir los escenarios futuros en acciones inmediatas. Estas lecciones han tenido una gran demanda: casi todos los 25 países involucrados en los escenarios regionales están interesados en continuar con la metodología.

Aplicando los escenarios para la revisión de planes de adaptación

Cuando la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) de Honduras puso su estrategia de adaptación al cambio climático bajo el lente de los escenarios futuros, vieron deficiencias que no habían notado antes. Marieke Veeger, de la Universidad para la Cooperación Internacional (UCI) y coordinadora para América Latina de los escenarios CCAFS, reflexionó sobre el taller:

"El grupo llegó a la conclusión que era necesario cambiar varios elementos cambiar en la estrategia actual, como la ausencia de técnicas de adaptación a largo plazo y la excesiva atención a la industria nacional camaronera. Pronto llegó a ser claro que la estrategia debía incluir otros tipos de medios de vida, como ganadería y avicultura.

Los participantes también sugirieron la inclusión de planeación territorial con el fin de garantizar la disponibilidad de las tierras más fértiles para la agricultura, ya que varios escenarios mostraban una drástica expansión urbana. Realmente me alegró ver que los participantes, algunos de los cuales habían dirigido el trabajo estratégico ellos mismos, estuvieron tan anuentes a los cambios sugeridos".

Fortaleciendo capacidades

A medida que aumenta el interés, la metodología de escenarios futuros se va consolidando. CCAFS se ha asociado con Oxfam, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y otros actores globales para desarrollar escenarios para sus programas y extender la metodología. CCAFS ha recibido solicitudes de parte de algunos gobiernos para capacitar a sus funcionarios sobre el diseño de políticas guiadas por escenarios; en los próximos dos años CCAFS aumentará su inversión en estos esfuerzos de capacitación.

El secreto para el éxito, dice Vervoort, es dejar claro que los escenarios no son una imposición, sino más bien un proceso que los responsables de la toma de decisiones lideran. "Una vez que eso queda claro, la resistencia y las dudas desaparecen, y al contrario, se nota el entusiasmo de los participantes".


El programa de Escenarios Futuros para América Central y la Región Andina es coordinado por la Universidad para la Cooperación Internacional (UCI). Para más información: Marieke Veeger, Coordinadora Regional Programa Escenarios para América Latina