Los programas de intensificación ganadera juegan un rol fundamental en la reducción de emisiones, descubra por qué

También disponible en English
Brasil es uno de los primeros países en desarrollo en comprometerse a una reducción absoluta de sus emisiones de gases de efecto invernadero. El uso de la producción sostenible de carne de vacuno puede reducir sus emisiones de ganado en un 19% o más. Foto
(view original)
Dic 15, 2016

por

Ian Robinson (University of Michigan)

Regiones

Un nuevo estudio muestra que la producción sostenible de carne de vacuno puede reducir la intensidad de emisión en un 19% y más.

Lea el estudio completo (en inglés)Brasil fue el primer país en desarrollo en comprometerse con una reducción absoluta de sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en 2015, y fue un compromiso significativo: la potencia sudamericana se comprometió a reducir sus emisiones en un 37% en comparación con los niveles de 2005.

Para cumplir con estos objetivos, el país ha enfatizado la necesidad de reducir las emisiones en todos los sectores, incluido el agropecuario. La investigación recientemente a nivel de finca realizada por la Universidad de Michigan, en colaboración con el Programa de Investigación de CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS) y con financiación de la Iniciativa de Innovación Global (GII), muestra que los programas de sostenibilidad de la carne con intensificación de la producción En la región amazónica pueden ayudar al país a alcanzar estos objetivos.

Los investigadores encontraron que los programas de ganadería sostenible en la Amazonía pueden lograr reducciones significativas en las emisiones de GEI. En la imagen, ganado del estado de Mato Grosso. Foto: M. Rodkin, University of Michigan

Desde 2012, han surgido un puñado de programas de sostenibilidad centrados en la carne de res en los estados amazónicos de Rondônia, Pará, Mato Grosso y Amazonas. Estos programas brindan asistencia técnica para la adopción de sistemas intensivos de gestión rotacional, ayudando a los agricultores a aumentar la producción mientras trabajan para cumplir con las nuevas regulaciones ambientales.

Los investigadores encontraron que estos programas de sostenibilidad tienen el potencial de reducir las emisiones de GEI asociadas con cada kilogramo de carne producida, conocida como intensidad de emisión.

Las fincas de los programas estudiados disminuyeron la intensidad de emisión de la carne en 19.0%, una disminución de 8,3 kilogramos de dióxido de carbono equivalente (kgCO2e) por kilogramo de carne de vacuno en comparación con las fincas no incluidas en los programas. Las granjas que participaron en un programa de sostenibilidad durante al menos dos años mostraron mayores reducciones en las emisiones: una disminución del 35,8%, o 19,0 kgCO2e por kilogramo de carne de vacuno menos que sus contrapartes.

Los cálculos de emisiones de GEI se basan en 41 entrevistas con ganaderos de cuatro estados brasileños realizadas por investigadores de la Universidad de Michigan en el verano de 2015. Foto: M. Rodkin, Universidad de Michigan

Entre junio de 2015 y junio de 2016, los agricultores brasileños de los cuatro estados amazónicos en los que se realizaron las investigaciones produjeron 118.000 toneladas métricas de carne, un 18,8% de la producción del país, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE): Pesquisa Trimestral de Abate do Animais (Encuestra Trimestral de Sacrificio de Animales). Si solo el 15% de la ganadería en esos estados se planteara con prácticas similares a las observadas en programas de sostenibilidad en la Amazonía, el país podría potencialmente lograr una reducción de 979.400 toneladas métricas de emisiones de CO2e, y si logran alcanzar el nivel de sostenibilidad mostrado en las fincas que pasaron más de dos años en un programa, la reducción sería de 2.242.000 toneladas métricas de CO2e. A medida que los agricultores ganan más experiencia con estas nuevas técnicas y las refinan y las adaptan a sus circunstancias particulares, las reducciones podrían aumentar aún más.

Además de reducir las emisiones a través de mejores prácticas de manejo del ganado, el aumento de la producción asociado con las prácticas de intensificación puede significar que el país podría satisfacer su demanda de carne con menos tierra, lo que podría conducir a ahorros de carbono adicionales en forma de deforestación evitada.

Lea el estudio completo (en inglés): Climate change mitigation through intensified pasture management: Estimating greenhouse gas emissions on cattle farms in the Brazilian Amazon

Conozca más del programa GII Avanzando en la certificación de ganado sostenible en Brasil