Los sistemas agrícolas en el Este de África (EA) son principalmente de secano y altamente vulnerables al cambio climático y la variabilidad. La frecuencia y severidad de las crisis climáticas, como las sequías, las inundaciones, el calor y el estrés por frío se han incrementado con impactos negativos en la agricultura y la seguridad alimentaria.

EXPLORE NUESTROS SITIOS DE INVESTIGACIÓN