'Tricot': una metodología para la adaptación al cambio climático

También disponible en English

Profesionales de la agricultura en tres países de América Central: Nicaragua, Honduras y Guatemala, aprendieron sobre una interesante metodología para incorporar a los agricultores como científicos ciudadanos.

La metodología llamada Tricot, una abreviatura de triadic comparisons of technologies (comparaciones triádicas de tecnologías) ha sido diseñada por Bioversity International, con el objetivo de llegar a un gran número de agricultores con ensayos participativos para la adaptación al cambio climático.

Con la participación de un gran número de agricultores que trabajan en diferentes entornos de producción, la metodología Tricot permite a los científicos recoger más datos y aumentar su comprensión de la adaptación al clima. También sirve como un puente entre la práctica de la investigación y el desarrollo, poniendo a prueba las tecnologías directamente en la granja.

El formato de ensayo es simple: cada agricultor pone a prueba tres tecnologías agrícolas y juzga la mejor y la peor según diferentes aspectos de desempeño, y estos datos se comparan con los datos ambientales a analizar. Hasta ahora, se han realizado ensayos para probar variedades de cultivos, pero esta metodología puede ser utilizada para estudiar también otras tecnologías.

Durante el curso, los participantes aprendieron sobre la teoría detrás de este nuevo enfoque y tuvieron la oportunidad de hacer ejercicios prácticos. Una de las principales herramientas que aprendieron a usar fue la plataforma ClimMob, que proporciona soporte digital en todo el proceso de prueba. ClimMob apoya el diseño del ensayo, la recopilación de datos con los teléfonos móviles, y el análisis de datos y la creación de informes.

Conozca más sobre la metodología de evaluación participativa y la herramienta ClimMob en esta serie de videos

Los participantes, 79 profesionales que representan a 33 organizaciones, incluidas las organizaciones de agricultores, ONG de desarrollo, institutos de investigación agrícola y universidades, hicieron un ensayo de prueba, diseñaron su propio proyecto y discutieron cómo esta nueva metodología se adapta a las actividades nuevas y en curso.

Sobrepasando las expectativas

En el taller realizado en Nicaragua, los participantes decidieron hacer un ensayo más grande de lo previsto inicialmente, cuando entendieron completamente la metodología. En Honduras, los participantes discutieron sobre cómo la nueva metodología encaja en los programas de ensayos de variedades en curso y decidieron aplicarla a una amplia gama de cultivos. En Guatemala, el Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícola (ICTA), envió una gran delegación de jóvenes investigadores para aprender acerca de la nueva metodología. Brandon Madriz y Jacob van Etten de Bioversity Internacional fueron los instructores del curso.

Los participantes también hicieron una calificación tanto en el curso y la plataforma. En cada país, el curso fue calificado como excelente. La plataforma, todavía en versión beta, fue calificada por los participantes como "buena" de acuerdo con la ampliamente utilizada escala de usabilidad del sistema. Durante el curso, los participantes proporcionaron muchas sugerencias útiles para mejorar la plataforma digital.

El curso también sirvió como la reunión de lanzamiento de un nuevo proyecto sobre la gestión de la agrobiodiversidad para la adaptación al cambio climático y la seguridad alimentaria, implementado por el Programa de Colaboración en Fitomejoramiento Participativo en Mesoamérica. El proyecto, coordinado por la Asociación de Organizaciones de Ls Cuchumatanes (Asocuch), está financiado por el Fondo de distribución de beneficios del Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura y es parte de los proyectos del Programa de Investigación de CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS).


Lea la historia original en inglés escrita por Jacob van Etten y Brandon Madriz en la página web de Bioversity: Central American professionals learn about farmer citizen science for climate adaptation