Bosques tropicales pantanosos de turba: ¿cómo afecta el cambio de uso de la tierra las emisiones de metano y carbono?

Egalement disponible en English
La conversión de pantanos de turba en campos de cultivo de arroz genera grandes emisiones. Este artículo analiza las conversiones de estas tierras y los vínculos con las emisiones de metano. Foto: Rainforest Action Network
(afficher l'original)
juil 31, 2013

par

Manon Verchot

Étiquettes

Régions

La agricultura es una fuente importante de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), y dichas fuentes están aumentando rápidamente en los países tropicales. Nuestros investigadores están trabajando juntos para cuantificar los efectos de la agricultura sobre el ambiente como un primer paso en el trabajo hacia sistemas de producción de emisiones más bajas.

Uno de los GEI más potentes de la agricultura es el metano. El efecto del metano como gas de efecto invernadero en el calentamiento global es 25 veces mayor que el del dióxido de carbono, y es el segundo GEI más importante en la atmósfera después de dióxido de carbono.

Conozca más: ¿Es posible reducir las emisiones en la agricultura a la vez que se mantienen los rendimientos?

Cuando hablamos de turberas, uno de los problemas más graves que tenemos que combatir es la reducción de las emisiones de metano. La turba, debido a sus condiciones anaeróbicas y de inundación, transforma una pequeña cantidad de materia orgánica en metano. El metano es emitido de la turba a la atmósfera a diferentes velocidades dependiendo del tipo de uso de la tierra.

En el sudeste de Asia, el 25 por ciento de la deforestación ocurre en los bosques pantanosos de turba, producida por la industria maderera y la demanda de tierras para la producción agrícola. Las técnicas que facilitan la deforestación, tales como zanjas de drenaje que bajan el nivel de las aguas subterráneas, pueden afectar los flujos de emisiones de metano en las turbas.

Un estudio realizado por Kristell Hergoualc'h y Louis Verchot del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR), con el apoyo del Programa de Investigación de CGIAR sobre Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS) examina los efectos de de la conversión de tierras de turba tropical en los flujos de emisiones de metano.

El estudio, titulado 'Cambios en los flujos de CH4 de los suelos por la conversión de los bosques tropicales de pantano: un meta-análisis' (Changes in soil CH4 fluxes from the conversion of tropical peat swamp forests: a meta-analysis), encontró que el cambio de uso del suelo se tradujo en una importante disminución de las emisiones de metano en los bosques pantanosos de turba que fueron convertidos para la agricultura, con la excepción del cultivo de arroz, donde las emisiones se mantuvieron altas. Sin embargo, la disminución de las emisiones de metano no es lo suficientemente grande como para compensar las emisiones de carbono que se producen por una mayor descomposición de la turba, que también se produce por el cambio de uso del suelo.

Grandes reservas de carbono se almacenaron a lo largo de miles de años en los suelos de las turbas debido a que sus condiciones anaerobias previenen que la materia orgánica se descomponga. Las tierras de turba en regiones tropicales contienen alrededor de un tres por ciento del carbono del suelo en el mundo, pero la deforestación en los bosques pantanosos de turba implica zanjas de drenaje y canales de corte para el transporte de árboles talados, lo que aumenta la aireación y conduce a la descomposición de la turba y la liberación de grandes cantidades de dióxido de carbono.

Los autores analizaron los estudios de metano en siete de los usos del suelo más comunes del sudeste asiático. Mediante el análisis de la relación entre los flujos de metano y uso de la tierra, pudieron de comparar los niveles de flujo de metano antes y después del cambio de uso del suelo, encontrando que de los siete usos de la tierra estudiados, seis demostraron una disminución muy grande en flujos de metano en comparación con la liberación de dióxido de carbono.

Esta investigación ayudará a los científicos a desarrollar mejores presupuestos regionales de GEI para mejorar la comprensión de cómo las actividades humanas están afectando el clima. También ayudará a los países a mejorar el reporte de las emisiones a las Naciones Unidas.

Es necesario hacer investigaciones adicionales en los cambios en el óxido nitroso del suelo para compararlo con los resultados de metano y así obtener una comprensión más holística de cómo el cambio del uso del suelo afecta a las emisiones de GEI.

Sin embargo, todavía es claro que las consecuencias atmosféricas de cambio de uso de la tierra en las turberas son altas. Aunque los flujos de metano disminuyan como resultado del cambio de uso de la tierra, mucho más dióxido de carbono es liberado por la descomposición.

Las turberas tropicales son paisajes secuestradores de carbono muy importantes, pero la conversión estos en plantaciones de aceite de palma y Acacia están facilitando la liberación creciente de gases de efecto invernadero.

Los pantanos de turba seguirán desempeñando un papel importante en la discusión sobre la reducción de emisiones por deforestación y degradación de los bosques.

Más sobre el aceite de palma en nuestro blogCommodity agriculture: supply chains and sustainability