Climate Smart Agriculture CSA Guide

En climas muy variables, cualquier época del año puede traer duras condiciones; los agricultores son en general reacios a invertir en tecnologías y prácticas más rentables. Esta falta de inversión, combinada con la variabilidad del clima conduce a rendimientos impredecibles, un factor que influye en mantener a los agricultores atrapados en la pobreza. Para agravar estos problemas, los proveedores de crédito son reacios a prestar a los pequeños agricultores en un entorno de tan alto riesgo, lo que significa que incluso si los agricultores desean invertir en insumos tales como semillas y fertilizantes, a menudo no encuentran los mecanismos. Para ayudar a superar estos problemas, CCAFS trabaja con la industria de seguros para mejorar los productos de seguros basados en índices y programas para los agricultores.

Debido al alto costo de la verificación de las pérdidas en un gran número de pequeñas propiedades, el seguro tradicional basado en la pérdida no es una opción viable para los pequeños productores. El seguro basado en índices supera los obstáculos para asegurar a los pequeños agricultores contra los riesgos relacionados con el clima. Con el seguro de índice, los pagos se basan en un índice medido objetivamente que se correlaciona con las pérdidas de los agricultores en lugar de pérdidas reales. Los índices utilizados para representar los riesgos agrícolas incluyen las precipitaciones, las estadísticas de rendimientos promedio de la zona y condiciones de la vegetación medidos por satélites. Cuando un índice supera un cierto umbral, los agricultores reciben un pago rápido y eficiente, en algunos casos entregados a través del teléfono móvil.

Esta área de investigación fortalece el conocimiento y la evidencia de cómo diseñar, orientar y poner en práctica programas de seguros que permitan a las comunidades rurales vulnerables (incluyendo mujeres y otros grupos desfavorecidos) gestionar el riesgo climático y adaptarse al cambio climático. Se ocupa del índice y el diseño del seguro, las necesidades específicas de género, empaquetamiento, retos de comunicación y la capacidad de producción en escala, las asociaciones público-privadas, y los modelos de negocio sostenibles. También contribuye al cuerpo de evidencia que el seguro bien diseñado y adecuadamente dirigido puede apoyar los medios de subsistencia de los hogares vulnerables mediante la protección de los bienes de producción y permitiendo el acceso a mejores tecnologías y crédito.