Una mirada a cómo el cambio climático afectará a Latinoamérica

También disponible en English
Cambios en los patrones de temperatura y precipitación se han venido observado desde hace años. Cómo estos cambios afectarán la producción de alimentos de la región, se revisa en un documento de trabajo recientemente publicado. Foto: N. Palmer
(view original)

¿Busca el resumen más completo y actualizado a la fecha del estado climático de América Central y del Sur? Un nuevo estudio analiza cómo las temperaturas y las precipitaciones han ido cambiando en la región, y proyecta los eventuales cambios de los próximos años.

El cambio climático no es algo nuevo en América Central y del Sur. Ambas regiones ya están enfrentando una 'guerra climática' contra eventos extremos frecuentes, incluyendo inundaciones y deslizamientos de tierra vinculados a violentas y cambiantes patrones de lluvias. Además, los días y las noches se han vuelto notablemente más cálidas, perdiendo las frescas temperaturas de las noches.

Mientras que algunas áreas de la región han sido consideradas muy vulnerables al cambio climático, como los agroecosistemas andinos (considerado uno de los sistemas más vulnerables en el mundo), todavía hay mucho que no sabemos acerca de cómo van a ser estos impactos , especialmente en relación con la producción de alimentos. Un nuevo y extenso estudio busca contribuir al ofrecer una mejor comprensión de cómo el cambio climático afectará la región.

El estudio, titulado Cambio Climático en Centro y Sur América: tendencias recientes, las proyecciones futuras, y su impacto en la Agricultura Regional (PDF), reúne y analiza las tendencias climáticas observadas desde los últimos 60 años, además de modelar las proyecciones climáticas futuras hasta el año 2100.

También, hace una mirada cercana a como los cultivos más comunes de la región se verán afectados por el aumento de las temperaturas y la impredecibilidad de las lluvias. Otra parte importante de este trabajo es la evaluación de diferentes modelos climáticos, que los autores dedican un espacio considerable para analizar y comparar.

El informe es parte de la serie de Documentos de Trabajo del Programa de Investigación de CGIAR en Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria de la serie (CCAFS). El estudio de investigación fue dirigido por José Marengo, Científico Senior del Earth System Science Center y co-autor de una serie de informes del IPCC sobre el cambio climático, junto con investigadores Sin Chan Chou,  Roger Torres, Angelica Giarolla, Lincoln Alves, y Andre Lyra.

Las Américas Central y del Sur se enfrentan a un futuro más caliente, seco y en algunas partes más húmedo, impactando negativamente la producción agrícola. Foto: n. Palmer (CIAT)

La falta de datos y cifras climáticas aún son un problema para los investigadores

Una de las principales preocupaciones, que parece ser una epidemia mundial, es la falta de datos y cifras sobre el clima actual para América Central y del Sur. Los autores se refieren a esta brecha de conocimientos en su trabajo, lo que también significa que los resultados presentados deben ser interpretados con cautela. También hay un menor número de estudios sobre el clima y publicaciones realizadas en América Central en comparación con América del Sur.

El equipo complementa las cifras disponibles con los datos del informe del IPCC AR5 publicado a principios de este año, y otra literatura publicada, para garantizar un mayor grado de credibilidad.

Otro factor que hace las cosas aún más complicadas, es que las influencias e interacciones, que controlan el clima de esta región en particular, son complejas. Esto hace que sea difícil para los modelos climáticos simular el clima observado.

Puntos a destacar del documento

Tendencias climáticas observadas:
  • Los estudios revelan una tendencia general al calentamiento en Centroamérica. La ocurrencia de temperaturas cálidas extremas máximas y mínimas ha aumentado, mientras que los eventos de temperatura extremadamente fríos han disminuido.
  • Los Índices de precipitación en Centroamérica indican que aunque no se encontraron aumentos significativos en la cantidad total, los eventos de lluvias se están intensificando y la contribución de los días húmedos y muy húmedos están creciendo.
  • En América del Sur los resultados indican un significativo aumento de las tendencias en el porcentaje de noches cálidas y tendencias decrecientes en el porcentaje de noches frías.
  • Parece haber una tendencia observada hacia condiciones más húmedas en el suroeste de América del Sur, y condiciones más secas en el noreste. Esto podría explicarse por los cambios en El Niño Oscilación del Sur (ENSO).
Proyecciones futuras del cambio climático:
  • En escalas de tiempo anuales, se proyectan reducciones de precipitación para América Central, el sur y el este del Amazonas y la costa norte de América del Sur, mientras que se proyectan incremento de lluvias para la región ecuatorial del Pacífico, así como sobre la costa norte de Perú y Ecuador.
  • Para Centroamérica, la reducción de las precipitaciones puede estar relacionado con una disminución en el número de eventos de huracanes en el futuro, pero las incertidumbres de este escenario son altas. Lo que se puede decir con un menor grado de confianza es una tendencia para un futuro debilitamiento del sistema del monzón norteamericano.
  • Existe un nivel de confianza medio que las sequías se intensificarán a lo largo del siglo 21 en algunas temporadas y áreas debido a la reducción de las precipitaciones y/o el aumento de la evapotranspiración en la Amazonía y el noreste de Brasil.
  • Las variaciones anuales de temperatura del aire en el periodo 2010-2040 muestran incrementos de 2°C en el sur de la Amazonia un calentamiento de 1°C en toda América Central y del Sur. Para el periodo 2041-2070 el calentamiento en el sur de la Amazonia podría llegar entre 3 a 4°C y 2°C en el resto de la región, y para el lapso de 2071-2100, el calentamiento en los trópicos de América del Sur alcanza entre 3 y 4°C y entre 2 a 3°C en América central.
  • Es muy probable que la duración, la frecuencia y/o intensidad de las olas de calor experimentarán un gran aumento en la mayor parte de América del Sur (nivel de confianza media).

El cambio climático tendrá una serie de impatos en los principales cultivos de la región. Foto: n. palmer

Impactos del clima en la agricultura y la seguridad alimentaria

La forma en que el cambio climático afectará la productividad agrícola será por las altas temperaturas, que aceleran los ciclos y, por consiguiente, afectan la productividad (especialmente las etapas fenológicas de floración y maduración) de los cultivos. Algo para tener en cuenta es que los cambios en la productividad agrícola exhibirán gran variabilidad espacial en la región.

  • En el sudeste de América del Sur, donde las proyecciones de cambio climático indican más lluvias, la productividad media de alimentos podría mantenerse o aumentarse hasta mediados de siglo.
  • En América Central, el noreste de Brasil y partes de la región andina, el aumento de la temperatura y la disminución de las precipitaciones podría reducir la productividad en el corto plazo (para 2030), amenazando la seguridad alimentaria de la población más pobre.
  • La producción de papa en Brasil podría estar reducida a unos pocos meses en las zonas actualmente cálidas, que hoy en día permiten la producción de papa durante todo el año. Para el noreste de Brasil, se prevé la disminución de los rendimientos agrícolas en los cultivos de subsistencia, como los frijoles, el maíz y la yuca.
  • En el futuro, se espera que las condiciones de calentamiento, combinado con más precipitaciones variables reducirán la productividad del maíz, frijol y arroz en América Central. Los rendimientos de cultivos de arroz y el trigo podrían disminuir hasta un 10% para el 2030.
  • La previsión de calentamiento más alta para el año 2100 (5.8°C, bajo el escenario A2 del SRES1) podría hacer la cosecha de café inviable en los estados de Minas Gerais y São Paulo, en el sudeste de Brasil. Por lo tanto, la cosecha de café podría tener que ser transferido a regiones más al sur donde las temperaturas son más bajas y el riesgo de heladas puede ser reducido.
  • En el centro de Chile, los aumentos de temperatura, la reducción de horas de bajas temperaturas y la escasez de agua puede reducir la productividad de los cultivos de invierno, frutas, viñas y pinos radiata.

Teniendo en cuenta que América del Sur será un productor de alimentos clave en el futuro, uno de los retos que se avecinan será el aumento de la producción y calidad bioenergética de los alimentos, mientras que se mantiene la sostenibilidad del medio ambiente de cara al cambio climático; por lo tanto, algunas medidas de adaptación, incluyendo la gestión de los cultivos, los riesgos, y el uso del agua, así como el mejoramiento genético, se necesitan con urgencia.


Descargue el estudio (en inglés): Marengo JA, Chou SC, Torres RR, Giarolla A, Alves LM, Lyra A. 2014. Climate change in Central and South America: Recent trends, future projections, and impacts on regional agriculture. CCAFS Working Paper no. 73.

Blog escrito por Cecilia Schubert, Comunicadora del Tema Data & Tools and Linking Knowledge with Action.

Traducido por José Luis Urrea, Comunicador de CCAFS América Latina