Hallazgo de patrones por medio de inteligencia de datos ahorra enormes pérdidas a los agricultores colombianos

También disponible en English
Foto: N. Palmer (CIAT)

Resumen

En el año 2014, 170 campesinos colombianos evitaron pérdidas masivas tomando el consejo de su federación de productores, FEDEARROZ, de no plantar en la primera de las dos temporadas anuales de siembra. Los agricultores que tomaron el consejo evitaron pérdidas económicas estimadas en USD 3,6 millones. FEDEARROZ actuó sobre la base de un pronóstico desarrollado por un equipo de jóvenes científicos del CCAFS con sede en el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT). Los científicos habían analizado en profundidad 10 años de datos meteorológicos y de cultivos para entender cómo la variación climática afecta los rendimientos del arroz. El equipo entonces incorporó los patrones en el clima y los rendimientos en un modelo computacional y predijo una sequía en el departamento caribeño de Córdoba, que llevó a concluir que los agricultores en algunas regiones podrían evitarse pérdidas en la cosecha al no plantar en las fechas acostumbradas.

La inteligencia de datos (conocida también como Big Data), o la capacidad de analizar grandes cantidades de datos sobre cultivos y clima para proporcionar a los agricultores pronósticos y recomendaciones precisas y específicas por sitio tiene enormes implicaciones, no sólo para el cultivo de arroz, sino también para la yuca, frijol y papa, los principales cultivos en Colombia y otros cultivos en otros países.

En Colombia, la producción de arroz ha caído de unas 6 toneladas por hectárea a 5 toneladas desde el año 2007. El clima variable de estación a estación significa que las cosechas pueden fluctuar entre un 30 y un 40%. Ahora, basándose a las tendencias identificadas por el equipo de datos CIAT-CCAFS, FEDEARROZ y los servicios de extensión gubernamentales en tres regiones recomiendan las variedades de arroz que funcionan mejor bajo condiciones climáticas específicas y la mejor fecha para plantar.

En septiembre de 2014 Global Pulse, un programa de las Naciones Unidas para aprovechar la inteligencia de datos para el desarrollo sostenible, galardonó a la herramienta de toma de decisiones sostenibles, adaptadas al clima y específicas por sitio como uno de los dos ganadores del Desafío Climático de Inteligencia de Datos de la ONU. Dos miembros del equipo de CIAT-CCAFS fueron invitados a la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Clima, donde sus investigaciones se compartieron con los jefes de Estado, líderes empresariales mundiales y líderes de la sociedad civil.

Este avance tiene beneficios tangibles para los agricultores. Teniendo en cuenta pronósticos y recomendaciones específicas sobre qué, cuándo y cómo plantar arroz en su área, pueden evitar pérdidas de 1 a 2 toneladas por hectárea. Esto es importante porque los agricultores ya luchan por mantenerse competitivos en los mercados nacionales y de exportación. El precio que obtienen por su arroz apenas cubre los costos de maquinaria, pesticidas y fertilizantes.

El equipo de CCAFS reconoce que cuanto más exhaustivos sean los datos que dispongan, mejores previsiones podrán proporcionar. Para recolectar más datos, el equipo desarrolló una aplicación para celular para que los agricultores capturen y compartan información sobre sus granjas y sus prácticas de cultivo de arroz, maíz y frijol. Este conocimiento local e información específica por sitio, cuando se introduce en el modelo de computadora, permite a los científicos refinar las recomendaciones que dan. Estas recomendaciones dan a los agricultores una ventaja: incluso a medida que las condiciones climáticas se vuelven más variables, pueden aumentar la producción y evitar pérdidas catastróficas.

Datos clave

  • Los agricultores colombianos han sido golpeados duramente por el cambio climático, reduciendo la producción de arroz de seis a cinco toneladas por hectárea en los últimos cinco años.
  • Los científicos del CIAT analizaron enormes conjuntos de datos proporcionados por FEDEARROZ y el Instituto Colombiano de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM).
  • Según el análisis, la variabilidad inducida por el cambio climático representa casi USD 1.000 de valor por hectárea para los productores de arroz.
  • La inteligencia de datos y el asesoramiento brindado a los agentes de extensión permitieron a los productores de arroz evitar USD 3.6 millones en pérdidas inducidas por la sequía.

Lecciones: elementos clave del éxito

  • Cuanto mejor sea la disponibilidad de los datos, los científicos pueden proporcionar predicciones más precisas y específicas por sitio.
  • El equipo de CCAFS desarrolló una aplicación para celular dirigida a los agricultores, para permitirles capturar y compartir el conocimiento local y la información específica por sitio que puede permitir a los científicos afinar sus recomendaciones.
  • Las recomendaciones específicas del sitio pueden proporcionar a los agricultores conocimientos sobre qué, dónde y cómo sembrar, lo que les permite mejorar su toma de decisiones y adaptarse al cambio climático.

Lecturas adicionales

Productos de investigación relacionados